Cada 17 de enero, la plaza Guillemó se convierte en la plaza de la escudella, una contundente sopa de invierno

Los escudellaires, todos los años preparan «escudella» para 4.500 personas.

Empiezan con 120 kg de botifarra negra, 80 de botifarra blanca, 90 de bringuera (embutido típico de Andorra) y de carilla de cerdo, 60 de ternera y más de 50 kg de gallina.

Después hay que añadir 100 kg de albóndigas y cocer 200 kg de patatas, 30 kg de arroz y de fideos, unos 40 kg de puerros y apio, y 20 kg de judías y de garbanzos. También 30 kg de zanahorias, 65 kg de col y 40 de calabaza y 1.400 litros de agua.

Finalmente, se reparten 100 kg de pan negro, 140 litros de vino tinto y 160 roscones de San Antonio.

El plato commemorativo de la jornada se ha dedicado este año a la Gresca gegantera, que este 2020 celebra los 35 años de historia.